Print
Request Appointment

Doctors and providers who treat this condition

Cambios del color de la piel del recién nacido

En los recién nacidos, los cambios del color de la piel se deben a menudo a algo que está ocurriendo dentro del cuerpo. Algunos cambios de color son normales, pero otros son señales de problemas. Los cambios que se describen a continuación pueden ocurrirle a cualquier recién nacido. Sin embargo, los cambios del color de la piel pueden ser más obvios en los bebés prematuros, quienes tienen una piel más delgada que los bebés que nacen a término.

Bebé con manos y pies azules.

Acrocianosis

En el caso de la acrocianosis, las manos y los pies del bebé se tornan azules. Esto es normal justo después del nacimiento. De hecho, la mayoría de los recién nacidos presentan un poco de acrocianosis durante sus primeras horas de vida. Esto se debe a que la sangre y el oxígeno aún no están circulando adecuadamente hacia las manos y los pies. El problema desaparece a medida que los vasos sanguíneos de las manos y los pies del bebé se abren. Más adelante, la acrocianosis puede volver a observarse si el bebé tiene frío, como puede suceder después de un baño. Esto es normal y desaparecerá por sí solo.

Cianosis

La cianosis puede manifestarse como una coloración azul alrededor de la boca, la cara, o en todo el cuerpo. Ocurre cuando no circula suficiente oxígeno por el cuerpo del bebé, lo que significa que el bebé no está recibiendo la cantidad adecuada. Si observa cianosis, llame a una enfermera de inmediato.

Bebé con piel azul moteada.

Manchas

Ocurre cuando la piel del bebé se ve azul y con manchas. Puede observarse también un patrón en forma de telaraña o de mármol azulado. Las partes de la piel que no presentan manchas pueden verse muy pálidas, lo que se conoce como palidez. Las manchas pueden deberse a un problema cardíaco congénito, a una circulación sanguínea deficiente o a una infección. Avise de inmediato a la enfermera si observa manchas. 

Bebé con la piel y la parte blanca de los ojos amarillentas debido a ictericia.

Ictericia

La ictericia es una coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos. Por lo general, comienza en la cara y luego se desplaza hacia el pecho, la parte baja del abdomen y las piernas. Suele deberse a que el cuerpo está descomponiendo los glóbulos rojos, lo que es un proceso normal después del nacimiento. Esa descomposición libera una sustancia amarilla llamada bilirrubina, que es la que provoca el color amarillo. El hígado del bebé procesa esta sustancia, que se elimina del cuerpo por medio de la orina o las heces. La ictericia se manifiesta en cerca de la mitad de todos los bebés después del nacimiento y a menudo desaparece por sí sola. Sin embargo, algunas veces el hígado del bebé no puede procesar la bilirrubina con la rapidez necesaria. Esto se observa especialmente en el caso de los bebés prematuros. Es posible que se necesite realizar un tratamiento para ayudar a la descomposición de la bilirrubina y hacer desaparecer el color amarillo. Si su bebé presenta ictericia, llame a su enfermera.

Otros cambios en el color de la piel

Llame a su enfermera también si observa lo siguiente:

  • Enrojecimiento alrededor del cordón umbilical del bebé, del punto de inserción del catéter, de una sonda intravenosa (IV) o de la circuncisión. Ese lugar podría estar infectado.

  • Formación de moretones

  • Manchas rojas (causadas por vasos sanguíneos rotos). Esto suele ser un signo de algún traumatismo o infección. También puede deberse a una dificultad de coagulación sanguínea.

 

Notas especiales para padres de bebés prematuros en la NICU

La cianosis suele suceder si un bebé prematuro está estresado o estimulado en exceso. Cuando esto ocurra:

  • Si el bebé aún está respirando, deje todo lo que esté haciendo (como alimentándolo o tocándolo). El bebé se calmará y la respiración volverá a la normalidad. El color de la piel del bebé debería mejorar de esta manera.

  • Si el bebé no está respirando (apnea), necesita estimulación para volver a respirar. Acaricie suavemente al bebé como le enseñaron para “recordarle” que respire. Si no comienza a respirar nuevamente, llame a una enfermera de inmediato.

 

 
Visit Other Fairview Sites